El hombre que llegó a Japón un día de 1954 fue sin duda un extraño en una tierra extraña. Un occidental en la tierra de Oriente, se alzaba sobre de la mayoría de los japoneses pululando alrededor del complejo del aeropuerto de Tokio. Pero pronto, los sorprendidos funcionarios de aduanas encontraron que el hombre era algo más que un extraño en medio de ellos.

El hombre de Taured: “Un viajero Interdimensional en Japón”

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.