Los sumerios fueron antiguos habitantes de la Sumeria, antigua región de Oriente Medio que se ubicaba al sur de la antigua Mesopotamia, entre las planicies de los ríos Éufrates y Tigris.

1200px-Dinastico_arcaico.svg.png
img_sumerios_y_acadios_diferencias_2171_

De acuerdo a las investigaciones, en la Baja Mesopotamia, existieron asentamientos humanos desde el período Neolítico (6700-6500 a.C.).

En esta región se han encontrado un sin fin de elementos que datan de esa época.

Tanto la arqueología moderna como la oficial, la consideran como la primera y más antigua civilización del mundo. Sin embargo la procedencia de los sumerios es incierta y entorno a ello se han conjeturado una serie de hipótesis.

Su lengua no tuvo semejanza con ninguna otra de las épocas que le continuaron, lo que deja un interrogante en cuanto a su presencia en el planeta.

De los últimos investigadores, quien más trascendió por sus hipótesis fue Zecharia Sitchin, escritor nacido en Azerbaiyán y matriculado en economía y ciencias políticas en Londres, quien escribió una serie de libros pseudocientíficos, como su famoso El Planeta Doce, donde intenta demostrar el origen de esta civilización, mediante el estudio e interpretación de las tablas sumerias.

Muchas de sus teorías fueron tan rebatidas como consideradas. A la ciencia oficial le cuesta aceptar que el origen de la civilización sumeria, según Sitchin, sea extraterrestre.

En las tablas sumerias pueden verse una serie de representaciones de la vida cotidiana. La mayoría asociada con el cosmos. En ellas aparece en innumerables ocasiones una suerte de sol que según Sitchin es el dios que adoraban los sumerios porque de ahí provenían sus creadores, a quienes ellos llamaron Anunnakis, palabra que en sumerio significa, “los que vienen del espacio exterior”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sitchin era uno de las pocas personas que tenía un dominio perfecto de la lengua sumeria y aramea, lo cual le concede una cierta credibilidad al traducir e interpretar de manera diferente el significado de estas tablillas con escritura cuneiforme; llamada así por la forma de cuña de sus trazos.

Los libros de Sitchin, promueven la teoría de antiguos astronautas, el origen extraterrestre de la humanidad, afirma que los Annunaki crearon la cultura sumeria y que estos proceden del planeta Nibiru, situado más allá de nuestro Neptuno.

Las tablillas a las que nos referiremos hoy, fueron descubiertas a mediados del siglo XIX, en el actual Iraq, al descubrir los arqueólogos la antigua capital asiria, Ninive, donde en las ruinas del palacio de Assurbanipal, hallaron una biblioteca con unas 25.000 tablillas de arcilla, las Tablillas Sumerias.

Lo que sí es cierto, es que Sitchin, dedico más de 30 años de su vida, a estudiar las Tablillas Sumerias.

En “El Libro Perdido de Enki” donde el propio Zecharia Sitchin, nos hace un resumen de 14 Tablillas Sumerias, una a una.

La leyenda sumeria, nos habla de la existencia de Nibiru, planeta que curiosamente también existe para los babilonios bajo el nombre de Marduk y también existe para los hebreos, que lo llaman Olam, nosotros no lo hemos descubierto aún, o simplemente no existe.

Pero sería bastante explicable, que no lo hayamos visto aún, si es cierto que posee una órbita elíptica de le hace tardar la friolera de 3.600 años en dar una vuelta al Sol.

Pero la cosa no acaba aquí, Sitchin afirma que los sumerios, conocían todos los planetas del Sistema Solar, desde Mercurio hasta Plutón.

Resulta que Putón no fue descubierto hasta el año 1.930, por Clyde Tombaugh, , entonces… ¿Cómo es posible que los sumerios supieran ya de su existencia?

Entonces si es posible que conocieran antes que nosotros a Plutón… ¿Sería posible que conocieran la existencia de Nibiru y nosotros aun no?

En teoría este planeta seria de un tamaño similar a Saturno, y además de él provenían los annunakis, dioses del panteón sumerio.

Ciertamente, con eso órbita elíptica gigantesca, así como con su gran distancia al Sol, sus condiciones climáticas, para nuestro entendimiento, deberían hacer imposible la vida en Nibiru, pero también se supone que los annunakis, estaban muy avanzados científicamente, y también podría ser, que en Nibiru vivieran en su subsuelo… ¿Quién sabe?

Sitchin se educó en Palestina donde aprendió hebreo tanto moderno como clásico, lenguas semíticas y europeas del Antiguo Testamento, sabía leer y escribir sumerio, lo cual le permitió traducir textos antiguos, gracias a lo cual descubrió que algunos pasajes de las tablillas, fueron copiados de ellas en el Génesis del Antiguo Testamento.

Las traducciones de Sitchin afirman, que en la nave en la que vinieron los annunakis, vinieron doce parejas (tantas como las tribus de Israel) y estas doce parejas de annunakis, vinieron a buscar oro.

Curiosamente Enki tomo arcilla y dio forma al hombre por invitación de Nammu. Por manipulación genética crearon el homo-sapiens, para tener esclavos para extraer el oro.

Según los sumerios, sus dioses (los annunakis), bajaron a la tierra y convivieron entre ellos, al igual que muchos otros pueblos antiguos, afirman hechos similares.

La Biblia nos habla de los Nephilim, un pueblo de gigantes o titanes, los cuales son mencionados en el Génesis y en el Libro de los Números.

5f383888c5b9e

5f383888c5b9e

La leyenda sumeria dice que existió un planeta en nuestro sistema solar, llamado Niburu por los sumerios (Marduk para los Babilonios y Olam para los Hebreos), que tenía una órbita elíptica similar a la de un cometa y que tardaba 3600 años en dar una vuelta completa alrededor del sol.

La leyenda sumeria dice que existió un planeta en nuestro sistema solar, llamado Niburu por los sumerios (Marduk para los Babilonios y Olam para los Hebreos), que tenía una órbita elíptica similar a la de un cometa y que tardaba 3600 años en dar una vuelta completa alrededor del sol.

Zecharia Sitchin sostiene la teoría de que los antiguos sumerios conocían la existencia de todos los planetas del Sistema Solar, desde Mercurio a Plutón (descubierto a principios del siglo XX).

5f383888c5b9e

El mito de la creación de la tierra (Enuma Elish) según las tablillas sumerias comienza así:

“Cuando en las alturas los cielos aún no habían recibido un nombre,
y la tierra firme por debajo aún tampoco tenía un nombre;
(y) nada sino el Apsu primordial, su progenitor,
(y) el caos —Tiamat, madre de ambos,
sus aguas, como un solo cuerpo, se confundían;
(y) los desechos del junco no se habían hacinado, el carrizal no había aparecido;
cuando ninguno de los dioses había sido traído al ser
ni designado con un nombre, ni decretados sus destinos
entonces sucedió que los dioses fueron formados en el seno de los cielos.
Lahmu y Lahamu fueron traídos al ser…”

Tablilla-sumeria-lista-dioses_edited.png

La mitología sumeria narra que, en un principio, dioses semejantes a los hombres reinaban sobre la tierra.

Cuando llegaron a la tierra se encontraron con que había mucho trabajo por hacer, y estos dioses se dedicaron a trabajar la tierra de forma incansable, cavando para hacerla habitable y extraer sus minerales.

“Cuando los dioses como los hombres
Llevaban a cabo la labor y padecían el trabajo duro
El trabajo duro de los dioses era grande
La labor era pesada, la angustia era mucha.”

Anu, dios de dioses, llegó a la conclusión de que estos trabajos estaban siendo demasiado duros.

Su hijo Enki o Ea propuso crear entonces al hombre para llevar a cabo dicha labor, y así, con la ayuda de su media hermana Ninki, lo creó.

Un dios se sacrificó y su cuerpo y sangre se mezclaron con arcilla.

Con ese material fue creado el primer hombre, a semejanza de los dioses.

“Juntos habéis dado muerte a un dios,
y a su personalidad.
Os he liberado de vuestro duro trabajo,
He impuesto al hombre vuestro duro trabajo.”

“En la arcilla, dios y hombre permanecerán entrelazados,
formando una unidad;
Para que al final de sus días
Su Carne y su Alma
maduradas en un dios:
Por el parentesco de sangre quede ligada esa alma.”

Zigurat-de-Ur.jpg

Este primer hombre se creó en Edén, una palabra sumeria que significa “terreno plano.” En la Epopeya de Gilgamesh, Edén se llama “el jardín de los dioses” y está situado en algún lugar de Mesopotamia entre el río Tigris y el río Éufrates.

En un principio los seres humanos no podían reproducirse, pero más tarde fueron modificados con la ayuda de Enki y Ninki.

Por lo tanto, Adapa se creó como un ser humano completamente funcional e independiente. Esta ‘modificación’ fue realizada sin la aprobación de Enlil, el hermano de Enki, iniciándose por ello un conflicto entre dioses.

Enlil se convirtió en enemigo del hombre, y las tablillas sumerias nos cuentan que los seres humanos sirvieron a los dioses, pasando muchas privaciones y sufrimientos.

Adapa, con la ayuda de Enki, ascendió hasta Anu, quien fracasó al responder una pregunta sobre ‘el pan y el agua de vida.’

Para muchos entendidos resultan sorprendentes las similitudes entre estas leyendas y el relato bíblico de la creación de Adán y Eva.

Autor: John Black

Traducción: Joe Mahler

Revisión: Mariló T. A.

5f383888c5b9e

Sumerios y Annunakis

El hecho de la creación del hombre es sorprendente, ya que supone que fuimos creados como unión de dos razas, una de Nibiru y otra de Sirio.

Nibiru, para los babilonios, era un cuerpo celeste asociado con el dios Marduk. Nibiru significa “lugar que cruza” o “lugar de transición”.

Por otra parte Sitchin, cree que el paraíso era un jardín de los Nibiru, y que el Árbol de la Ciencia era el árbol que nos permitió procrear, ya que al ser híbridos de Annunakis y Hommo Erectus, eramos incapaces de hacerlo.

Según esto los Annunaki no querían que los hombres se reprodujeran y cuando lo consiguieron los echaron del Paraíso.

Debemos recordar que los mitos sumerios hablan de un Paraíso llamado Dilmun descrito en el mito de “Enki y Ninhursag”.

Dilmun es una tierra pura, brillante y santa, regada por 4 ríos de agua dulce, llena de lagos y palmeras y arboles.

En Dilmun los dioses parían sin dolor. Una hipótesis interesante es que los “Annunaki” son los Dioses descritos por los sumerios, y tenían “Seres de Android” ayudándolos.

Los OVNI modernos y los Contactos alienígenas de la actualidad tienen una gran similitud con las descripciones antiguas de los Seres andinos “Anunnaki”.

Cuando miramos las descripciones de nuestro moderno “Alien Gris”, podemos ver claramente que no se parecen a nosotros, o al anunnaki.

Por el contrario, se parecen a las antiguas representaciones humanoides de Figurines.

La mayoría de los casos de Abducción generalmente tienen una historia similar a ellos en el sentido de que los Aliens que los secuestran realizarán experimentos médicos y, a veces, experimentos relacionados con la reproducción humana.

La cultura sumeria, que data del 6.000 AC, es la cultura más antigua conocida en la Tierra.

Incluso hoy todavía usamos el mismo sistema matemático, el calendario y el tiempo, tal como lo crearon hace mucho tiempo.

Dado que tenemos la evidencia que queda hoy, 6.000 años después, podemos ver similitudes entre lo que tenían entonces y lo que tenemos ahora.

Los sumerios tenían un conocimiento asombroso del sistema solar y de que sus DIOSES bajaran a la Tierra.

También hablan de otro ser que describieron en nuestros términos como “Seres de Android”.

Los sumerios nos dicen que los Anunnaki tenían “ayudantes” que a menudo realizaban tareas como volar su nave o ayudar con necesidades misceláneas.

Los sumerios explican directamente que estos “Ayudantes” no estaban vivos, pero actuaron de esa manera …

No solo hicieron figuritas de los visitantes, sino que también escribieron en texto cuneiforme (en piedra) lo que sucedió durante los encuentros con estos “seres Androides”.

Son muchas historias donde los Emisarios de DIOS ayudaron de una forma u otra.

¿Es posible que los Grises fueron creados por los Anunnaki como “Vigilantes” para supervisar sus experimentos aquí en la tierra? Si los anunnaki son los DIOSES que se hablan en todos los textos antiguos e incluso en la Biblia moderna, entonces es posible que también hayan creado una “Raza de Android” además de crear humanos.

Manteniendo la idea de que los Anunnaki realmente existen en Nibiru (Planeta X), y crearon al hombre usando la Ingeniería Genética hace miles de años, entonces tiene sentido que tengan un gran interés en nosotros.

Podríamos ser uno de sus mejores experimentos. ¿Y si también experimentaran con otras especies fuera del planeta Tierra? Si los Anunnaki existen, entonces también hay muchas otras razas en otros planetas.

Tal vez los Anunnaki también usaron una mezcla entre los conocidos “ZETAS” o “GRISES” y crearon a los Android para servir a los Anunnaki.

Cuando analizamos las descripciones de Aliens de personas que afirman haber sido secuestradas, la mayoría de los alienígenas son descritos como pequeños seres grises que tienen ojos grandes, una cabeza bulbosa y actúan casi como “Androides”.

A través de las grandes obras de eruditos como Zecharia Sitchin y Lloyd Pye, hemos aprendido que se dice que los Anunnaki crearon Humanos del hombre primitivo que ya estaba aquí, y combinaron sus genes con el Neandertal primitivo para crearnos. (A su imagen y según su semejanza, como la Biblia).

Los antiguos textos sumerios definen a los Anunnaki como “los que vinieron del cielo a la tierra”, descritos como la sangre real que desciende de los cielos y, en ciertos contextos, los ángeles caídos o Nephilim.

Por religiones comparativas, se cree que el libro de Génesis (600 a. C.) fue extrapolado de la Epopeya sumeria de la Creación, que se cree ocurrió entre el 6000-8500 AC.

Los registros también están llenos de grandes detalles de los Anunnaki representados como observadores, evidentes en textos bíblicos posteriores de Daniel y Jubileos.

Los antiguos sumerios a veces describieron a estas deidades como propietarios de extracciones minerales de la Tierra, utilizando la raza humana para reponer recursos invaluables en su planeta de origen, según algunos investigadores.

Los Anunnaki eran un consejo celestial de siete, que puede interpretarse como el primer registro escrito conocido que hace referencia a los hijos de Dios organizados.

Según los relatos históricos, los Anunnaki eran los Dioses y Diosas que se encontraban ocasionalmente en los cielos para determinar indirectamente el destino de la humanidad si no era por culpa de ellos.

Compartiendo parte del mito babilónico de la creación como los hijos de Anu y Ki, los Anunnaki están asociados con el destino de la Tierra en las historias del Planeta X de Zecharia Sitchin (Nibiru, el 12º planeta) y su regreso a una larga órbita elíptica.

La tribu Hopi cree en una profecía similar llamada Blue Kachina, un momento en el que las estrellas regresan para supervisar un ciclo cambiante de la vida en la Tierra.

Al examinar misteriosos artefactos Anunnaki uno podría notar un parecido único con las interpretaciones del Antiguo Egipto de dioses y diosas.

Las características angelicales, el disco solar y las historias de la vida futura del Libro de los Muertos apuntan fuertemente a una antigua influencia sumeria.

Exactamente cómo los egipcios estuvieron en contacto con los sumerios, o qué civilización se estableció primero, sigue en gran parte en debate.

La evidencia arqueológica sugiere que ambas culturas pudieron haber coexistido durante un período de entre 3.000 y 5.000 años atrás al examinar los templos de Mesopotamia y su relación distinta con Mastabas de la primera y segunda dinastías egipcias.

Hay varios artefactos egipcios que desnudan conceptos de la cultura sumeria, pero también hay indicios que sugieren la posibilidad de que Egipto haya influido en Sumeria durante su estado de unificación.

Los tiempos históricos muestran que los egipcios establecieron rutas de comercio exterior, aseguraron piedras preciosas y diseñaron estructuras sofisticadas mucho antes que los sumerios.

Sin embargo, la fecha en que se realizaron las epopeyas sumerias establece un tiempo mucho antes del asentamiento de Nineva hace 8,000 años por una cultura que comparte características similares a las de los egipcios y los sumerios, los asirios.

De acuerdo con los registros sumerios, los Anunnaki primero aterrizaron en la Tierra hace unos 450,000 años, momento en el cual la evolución de la Tierra estaba en el punto de los simios superiores.

Los Anunnaki vinieron a la Tierra no para jugar a ser Dios, sino por una razón más práctica: extraer minerales para usar en su planeta de origen.

Las dificultades del trabajo minero pronto se convirtieron en demasiado para ellos, y llegaron a la idea del trabajo esclavo.

La historia en las tablillas sumerias comienza con el relato de la llegada de Enki a la Tierra con un grupo de 50 astronautas, mientras buscaban un material que les permitiera perpetuar la vida en su planeta natal.

El oro. Las tablillas revelaron que la atmósfera del planeta tenía que tener polvo de oro para poder reflejar la radiación ultravioleta ya que esto hacía que la vida en Nibiru fuera muy difícil.

El alienígena continuó diciendo que mientras ellos estaban tratando de extraer el oro de la Tierra, los dioses sumerios no eran capaces de soportar el trabajo físico.

Enki entonces se le ocurrió la idea de crear sirvientes combinando el ADN con los homínidos de la Tierra.

Luego la misión de crear humanos sensibles se le fue dada a la esposa de Enki, una médica y científica.

El gobernante de su planeta natal Anu ordenó a su hijo Enki, que trabajó en la misión de la Tierra como el principal científico genético, crear un nuevo ser, un trabajador esclavo, a través de la ingeniería genética.

El ser tenía que ser lo suficientemente avanzado para realizar un trabajo complejo, es decir, más avanzado que cualquiera de los animales disponibles, pero también menos avanzado que los mismos Anunnaki para que pudieran justificar el no tratar a los nuevos seres como personas morales y usarlos como esclavos.

La solución de Enki fue crear un híbrido genético entre los simios superiores de la Tierra y los mismos Anunnaki.

Después de muchos experimentos fallidos narrados en detalle en la epopeya sumeria Atra-Hasis, hubo un éxito. El resultado fue Homo Sapiens.

Los líderes Anunnaki encontraron los nuevos seres para cumplir con sus especificaciones y ponerlos a trabajar en las minas y en otras partes de sus colonias, que incluía la antigua Mesopotamia.

Los primeros hombres trabajaron para sus dioses. La palabra semita “avod”, que hoy se interpreta como “adoración”, significa literalmente “trabajar para”.

Ese fue el comienzo de la relación entre hombres y dioses. Los primeros hombres no adoraron a sus dioses, trabajaron para ellos.

Entonces, ¿cómo evolucionaron los humanos de una raza de esclavos a una civilización? Esto sucedió gracias a Enki.

Mientras que la tarea de Anu era crear una raza de esclavos, en su corazón Enki quería más.

Quería jugar a ser Dios, crear un ser a su imagen según su semejanza, similar a él, no solo físicamente, sino también mental, intelectual, emocional y espiritualmente, incluidas todas las habilidades psíquicas.

Y él hizo esto.

Los otros líderes Anunnaki primero se enfurecieron e intentaron destruir la creación de Enki.

La última edad de hielo acaba de terminar en ese momento, y una gran inundación barrió la Tierra.

Fue un evento puramente natural, pero el líder Anunnaki, Enlil, decidió usarlo para deshacerse de la creación de Enki.

Enki, sin embargo, frustró su plan al salvar a un grupo de humanos dirigido por uno que llegó a ser conocido como Noah.

La transformación del animal esclavo en la Persona moral inteligente y emocional que llamamos humano fue desencadenada por Enki otorgando a sus criaturas el don del amor.

Este incidente se relata, con mucha distorsión, como de costumbre, en la Biblia.

La “serpiente” (“nahash” en el hebreo original, que tiene muchos otros significados) que sedujo a Adán y Eva para “pecar” fue Enki.

La “fruta” que “comieron” no era una manzana, ni ninguna otra fruta física en absoluto. La palabra “fruta” usada allí tiene un significado sexual.

Adán y Eva no comieron ninguna fruta, hicieron el amor.

Hecho específicamente amor, en lugar de simplemente dedicarse a la reproducción.

Como todos saben, el comportamiento sexual humano es marcadamente diferente del de cualquier otra especie.

Los animales simplemente procrean, los humanos hacen el amor.

Esta diferencia es el resultado de lo que Lord Enki le hizo a una pareja humana ese día en el E.DIN (el nombre sumerio original del cual se deriva el Edén bíblico).

Precisamente como Enki predijo y planificó, la concesión de relaciones sexuales (“conocer” en el antiguo lenguaje del Cercano Oriente) a los humanos fue un disparador que desbloqueó todas las formas espirituales y psíquicas superiores de la más alta emoción humana llamada amor.

Un hombre y una mujer ya no son animales, ahora son Seres Morales dotados de la más alta capacidad para conocer y amar.

Todo esto es gracias a Lord Enki y su media hermana, compañera de amor ocasional, y compañera en la creación, la científica de vida Anunnaki Lady Ninmah, llamada Mami, la madre de todos los hombres por los sumerios.

La palabra para madre es “mama”, “mami”, o algo similar en todos los idiomas de la Tierra.

Aunque inicialmente se enfurecieron, los otros Anunnaki, incluido Enlil, finalmente aceptaron la obra de Enki.

Les otorgaron a los humanos las bases de la civilización y permitieron que los humanos vivieran codo a codo consigo mismos.

Tres regiones fueron asignadas a los humanos:

  • Mesopotamia
  • Egipto
  • Valle del Indo

Estas fueron las tres civilizaciones humanas más antiguas.

Los Anunnaki mantuvieron a la cuarta región, TIL.MUN, como su espacio puerto.

Esta región lleva el nombre de un líder Anunnaki hasta el día de hoy: lo llamamos la península del Sinaí, que lleva el nombre del antiguo dios semita Sin.

Sin reinó sobre la región en semi-retiro como su hijo Shamash (o Shemesh, derivado de las palabras acadias “shem” y “esh” que significa “cohete” y “fuego”, respectivamente), vestido con su uniforme de águila con alas y un reloj como objeto similar en cada muñeca , ordenó las operaciones cotidianas del puerto espacial.

Así fue como nuestros antepasados conocieron a sus dioses. No eran dioses en ningún sentido religioso, y no había religión como tal.

Los dioses no eran una cuestión de creencia: la gente vivía al lado de ellos en ciudades construidas por trabajadores humanos bajo la dirección de arquitectos e ingenieros Anunnaki.

La gente podía ver y escuchar a sus dioses, y si eran privilegiados, tocarlos, y algunos humanos particularmente privilegiados podían tener relaciones sexuales con dioses y diosas.

Ciertamente no hubo necesidad de “creer” en ellos.

Los dioses eran para los pueblos antiguos como nuestros presidentes, parlamentos, dictadores y otras formas de gobierno son para nosotros hoy.

Hacen leyes que nos dicen qué hacer, y aunque nos puedan agradar o no, no dudamos de su existencia.

Podemos ver y escuchar al presidente por televisión (los Anunnaki ciertamente también tenían radio y televisión), algunas personas tienen el privilegio de darle la mano, y un interno incluso se hizo íntimo con el presidente.

Así es como los dioses fueron para nuestros antepasados.

Los llamados templos eran literalmente casas de dioses, tan llenos de artilugios tecnológicos como lo son hoy nuestros hogares, que ciertamente parecían mágicos para nuestros antepasados, y siempre que los dioses volaban, siempre usaban aviones, no magia o palos de escoba.

La aclaración final que debe hacerse sobre los dioses Anunnaki es sobre su inmortalidad.

La gente antigua de hecho pensó en sus dioses como inmortales.

Sin embargo, no eran inmortales en el sentido sobrenatural.

Podrían ser asesinados por accidente o guerra, y la radiación era tan letal para ellos como lo es para nosotros.

Cuando la nube radiactiva de las explosiones nucleares en la península del Sinaí se desvió sobre Sumeria, los dioses corrieron por sus vidas.

Su así llamada inmortalidad fue su vida extremadamente larga, quizás indefinida. Enki, por ejemplo, lideró el primer grupo de Anunnaki que aterrizó en la Tierra hace unos 450,000 años, y aún estaba aquí en 2024 AC cuando Sumeria se envenenó por la radiación, arriesgando su propia vida Enki rodeó la tierra envenenada haciendo su mejor esfuerzo para salvar a las personas restantes.

El investigador Zecharia Sitchin creía que la larga vida de los Anunnaki fue el resultado de cómo evolucionó la vida en su planeta de origen, que completa su órbita alrededor del Sol en 3600 años terrestres, haciendo un año de los 3600 nuestros. Neil Freer argumenta, sin embargo, que los Anunnaki probablemente extendieron sus vidas a través de la tecnología biomédica avanzada.

Los textos antiguos también dejan muy claro que los Anunnaki algunas veces lograron resucitar a los muertos.

Esto suena sobrenatural, pero luego recuerda que es una pregunta difícil establecer cuándo exactamente murió una persona.

Quizás aquellos exitosamente revividos por los Anunnaki no estaban realmente muertos.

La relación entre dioses y hombres se describió no solo en Mesopotamia, sino en todo el mundo antiguo.

Mucha gente piensa en el mundo de hoy como una aldea global.

Esto fue mucho más que en la antigüedad.

Los Anunnaki podían volar un avión a cualquier parte del mundo con la misma facilidad que nosotros, y tenían la ventaja de que el mundo entero estaba bajo un solo control (el de ellos), a diferencia del mundo de hoy, amargamente dividido por la política y la religión.

Los dioses de todas las demás tierras eran los mismos Anunnaki, excepto que a veces se los conocía por diferentes nombres en diferentes idiomas.

El Ra egipcio era Marduk, su padre Ptah era Enki, su hermano Thoth era Ningishzidda.

Los Anunnaki a veces también tenían sus propias disputas políticas, y las divisiones ocasionales ayudaron a la civilización a extenderse por todo el mundo.

La antigua civilización mesoamericana se inició cuando, después de ser derrocado por Marduk / Ra, Thoth salió de Egipto con sus leales seguidores y cruzó el océano Pacífico hacia Mesoamérica, donde se convirtió en Quetzalcóatl.

Después de luchar contra los líderes Anunnaki aniquilaron su propio puerto espacial en la península del Sinaí con armas nucleares, Enlil fue a Sudamérica para construir y operar nuevas instalaciones de minería de metales, refinación y envío espacial con su hijo conocido como Ishkur, Adad o Teshub en el antiguo Oriente, donde se hizo conocido como Viracocha.

Hay que dar crédito al asombroso trabajo de recuperar conocimiento olvidado reprimido por las instituciones de poder y censura de hoy realizado por el gran estudioso Zecharia Sitchin.

Basándose en 60 años de investigación, escribió nueve libros en los que resumió su mirada fresca sobre las escrituras antiguas de todo el mundo en su forma original, sin la interpretación dogmática de las instituciones de Establecimiento, y relató la historia de la Tierra y la civilización humana como los antiguos lo han grabado.

Su trabajo ha servido de base para el trabajo de muchos otros investigadores, como Alan Alford, Neil Freer, Jim Marrs.

Armados con una comprensión adecuada de quiénes eran en realidad los dioses antiguos, ahora podemos abordar adecuadamente la cuestión de por qué no los vemos y sus tecnologías avanzadas entre nosotros, y por qué no los hemos visto en los últimos siglos.

¿A dónde fueron? Zecharia Sitchin no responde ni aborda esta pregunta, y en su mayor parte finaliza sus crónicas de la Tierra en 2024 a. Neil Freer y Jim Marrs han intentado responder esta pregunta, pero su investigación en esta área era demasiado superficial.

Toda la evidencia apunta a que los dioses Anunnaki fueron dominados y forzados a salir de la Tierra por Dios Yahweh / Jehová del Judeocristianismo en el período que va del año 2000 AC al 1000 DC

El problema comenzó alrededor del año 2000 AC justo cuando los Anunnaki estaban peleando entre sí sobre si el hijo de Enki, Marduk, tendría o no su deseo de tomar el control de los asentamientos humanos de los otros dioses Anunnaki, algo muy extraño le estaba sucediendo a un hombre de Descenso sumerio llamado AB.RAM.

Recibió instrucciones de un dios para mutilar su genital y hacer lo mismo con todos los hombres de su hogar y con todos sus descendientes.

5f383888c5b9e

Videos